DIRECTO AL CORAZÓN SIN ESTACIONES INTERMEDIAS

Espero que este blog sea como un paréntesis del ajetreo en que se ha convertido nuestra vida. Que el buen humor, y la poesía nos acompañen.






Dijo alguien que para andar mil kilómetros sólo hay que decidirsa a dar el primer paso. Espero que tú y yo hagámos muchos kilómetros juntos.








martes, 27 de septiembre de 2016

Hoy he estado dando un paseo por mi baúl de los recuerdos y he decidido sacar ciertas cosillas que tengo guardadas cogiendo polvo. Algunas son bastante curiosas, como esta que ahora cuento. La escribí hace mucho tiempo para la revista El Espolón y se llama...

EL GATO VOLADOR


Este es el nombre de una canción, que por cierto no me gusta nada, pero los gatos sí me gustan, y aunque os parezca mentira, existen los gatos con alas. Y por lo vistosu existencia está bien documentada. Yo he tenido unos cuantos a lo largo de mi vida pues es el animal que más me gusta, ahora mismo tengo dos, y uno de ellos, que es un pesado, lo tengo encaramado en mi hombro y ronroneándome al oído mientras os escribo esto.
  He tenido gatos romanos, negros, siameses, blancos, pero nunca he tenido un gato con alas, y la verdad es que me encantaría.
En noviembre de 1899, Strand Magazine publicó la fotografía de un gato con apariencia normal procedente de Wiveliscombe, en Somerset, Inglaterra, con un par de alas cubiertas de piel.






 
También hubo un gato blanco y negro que tenía unas alas que medían 60 cm. y se dio a conocer en junio de 1949, otro que se exhibió durante un tiempo en el zoológico de Oxford en 1933, otro gato alado vivía en una granja en Anglesey, Gales, en 1986 y que mudó las alas.
Y como sé que vais a pensar que me volví tarumba, os explico, pues todo tiene su explicación.
A principios de los años noventa del siglo veinte, el doctor Shuker explicó que estos gatos tienen una enfermedad de la piel, muy rara y poco conocida llamada astenia cutánea felina, que hace que la piel del lomo se dilate con forma de ala. Estas alas son muy frágiles, llegan a caerse sin ni siquiera sangrar, lo que da la sensación de que las mudan.
Ya os he dicho que mi gato no tiene alas, pero de vez en cuando me gustaría que se diera un vuelecillo por ahí y me dejara tranquila trabajar. No sabéis lo difícil que es escribir con un gato pegado a tu oreja.
 Un besito a todos.

viernes, 20 de febrero de 2015

FIBROMIALGIA






Estaba sola, tumbada en la cama, contemplando a través de la ventana el paso de las nubes.
De vez en cuando, la silueta de una gaviota que casi rozaba los cristales venía a recordarle que había vida fuera de las paredes de su casa.

Muy pocos de sus amigos se había dignado a hacerle una visita, o una corta llamada de teléfono. Agradecía mucho el detalle de los que lo habían hecho, pero echaba de menos a más de uno de esos “amigos”. Pensaba que no era mucho pedir un… “Hola, ¿como estás?” aunque hubiera sido sólo por corresponder a los muchos ánimos que ella había dado a más de uno en los momentos duros.
Bueno, tampoco pedía ningún pago. La generosidad no viene con etiqueta ni fecha de caducidad. Cada uno tenía sus problemas y responsabilidades.

La verdad es que se sentía un poco olvidada.

Sabía que estos pensamientos eran sólo a causa de su dichosa enfermedad, y de la tristeza y depre de las que viene acompañada; por eso mismo sacudió la cabeza como queriendo quitarse de encima algo molesto y siguió mirando por la ventana.

Pasaban los días despacio, despacio… parecían cada vez más largos, como si las horas hubieran aumentado el número de sus minutos.

El dolor que la torturaba seguía allí, como si nunca fuera a ceder. Cada movimiento, cada respiración era un gran esfuerzo.
Quería encontrar algún recoveco de su cuerpo que no le doliera, pero parecía misión imposible. Ya se había acostumbrado a más de un dolor, pero este que no la dejaba andar, que, tan sólo el esfuerzo de levantarse de la cama o el sillón para ir al cuarto de baño se convertía en una odisea, era uno de los que más temía. El sólo hecho de cambiar de postura en la cama tenía que pensarlo más de dos veces.

Pero la gaviota  volaba una y otra vez haciendo círculos ante su ventana, provocándola con su vuelo.

Su marido la cuidaba solícito y cariñoso y eso era un regalo del cielo, aunque le costaba acostumbrarse a que la cuidaran. Ella había sido siempre la que tiraba del carro, la fuerte de la familia, la que no se permitía decaer ni un momento. Quizás lo que ahora le pasaba era, precisamente, la consecuencia de ese tirar del carro desde que su mente recordaba.
Ya había estado otras veces así, pero esta vez el dolor no cedía, parecía que se iba a quedar para siempre de esta guisa.

Recordó el cuento del anillo del rey y vio como grabada en su mente la inscripción de dicho anillo… RECUERDA QUE ÉSTO TAMBIÉN PASARÁ”, y una sonrisa se asomó a su cara.

La valentía de la que siempre había hecho gala volvió  a su espíritu y se dijo a sí misma que si no pasaba, ya encontraría la manera de vivir con ello, aprender y convertirlo en una herramienta, como había hecho con todo lo negativo en su vida.

Como quien despierta de un mal sueño, se quitó los auriculares de MP3 en el que sonaban las notas lastimeras de un violín y, como pudo, apoyada en las muletas logró llegar hasta su escritorio; cogió una libreta y un lápiz y volvió a la cama, en la cual se acomodó como pudo y comenzó a escribir…

Estaba sola, tumbada en la cama, contemplando a través de la ventana el paso de las nubes…



Nieves Buscató

COSAS DE CRÍOS







SACAPUNTAS
A mi hija Eva
Sacapuntas era un gatito pequeñito,
que solía corretear por los rincones
de un pequeño y alegre chalecito.
El muy pillo, era el terror de los ratones.

Una noche, una gatita presumida,
que vivía cuatro puertas más abajo,
ronroneando, miró al pobre Sacapuntas
y al muchacho me lo dejó enamorado.

Sacapuntas, no te embales.- dijo ella.
Que el amor es cosa seria y de cuidado.
No me mires de esa forma, que me asustas.
¡¡¡Pues no parece que te has quedado embobado!!!

Después de decir esto, toda digna
y dejando a Sacapuntas boquiabierto,
la gatita, con gracioso y suave paso,
 a su casa se fue a dormir en el cesto.

¡Sacapuntas, Sacapuntas, ESPAVILA!
Le decían los ratones en el huerto.
Ya no corre tras de ellos como hacía.
Sacapuntas sólo sabe escribir versos.

Nieves Buscató




lunes, 16 de febrero de 2015

¡¡EL TIEMPO VUELA!!



Después de mucho tiempo sin actualizar mi blog entro en él y una sonrisa se dibuja en mi cara cuando he vuelto a leer mi perfil. ¡Dios mío han pasado cinco años! ya no soy una abuelita de 61; ya llevo sobre mis espaldas cinco años más,  que a mi edad eso ya es una buena carga, no puedo decir que tenga más canas porque eso desde hace mucho tiempo es imposible.
 Entonces era una orgullosa abuela de tres nietos, sigo siendo una orgullosa abuela, pero ahora de siete. ¡La de cosas que pueden pasar en cinco años!
Lo que sí sigo siendo igual de inepta para organizar mi blog, pero me he prometido a mi misma que desde ahora voy a poner todo lo que pueda de mi parte para mejorarlo.
 Creo que esta promesa me la he hecho antes, pero seguiré haciéndomela hasta que la cumpla, aunque sea por aburrimiento y no escucharme a mí misma.

Bueno, espero que los que entréis nuevos perdonéis mi torpeza y a los poquitos que ya han entrado le doy las gracias por ello.

POLÍTICOS



En mi pueblo hay dos partíos,
dos partíos de verdá,
siempre se están dando tortas
de lo partíos que están.

Pero toíto es mentira
porque se llevan mu bien,
lo que pasa es que isimulan
pa hacé bien el papel.

El que derige el cotarro
tiene cara de atontao,
y el otro, que es un tunante,
se cree que va a arreglá el mundo
criticando al más pintao.

Nunca se ponen de acuerdo,
y se lo pasan chipén
entirándose los tiestos,
que eso lo hacen mu bien.

Los precios suben que suben,
el borcillo, baja y baja,
y esos dos gelipuertas
siguen dándose de tortas
por quítame ahí esa paja.

Los pisos, ca vez más chicos,
del encogío que lan dao.
Mi vecino, el Tiburcio,
sa comprao un chalecito
y tiene que entrá de lao.

Pero los precios, señores,
esos no lo han achicao,
y pa comprarse el chalé,
Tiburcio ha vendío la burra,
y está pensando, el mu bestia,
arquilá a su mujé.

El otro día a la tienda
Me fui a comprá el pan.
Sólo me comí la barra,
porque no tuve pa más.

Si quieres comprá pescao,
se te congela el borcillo,
y si quieres comprá carne,
eso ya, ¡NI TE LO DIGO!

La violencia, parece
que está toa dispará,
y no me extraña ni chispa,
con el ejemplo que dan.

Los paraos sa remolinan
y los impuestos te agobian;
pero ellos son mu listos
y tienen hasta pa copas,
que no veas las comilonas
que se hacen a nuestra costa.

Las aceras levantás
y las calles sin barré,
pero ellos erre que erre
entirándose los tiestos,
y poniéndonos al pueblo,
entre la espá y la paré.

Robustiana Zambuyo y Zarzaparrilla



Y COMENZÓ LA VIDA




Y COMENZÓ LA VIDA...
Pocos en la tierra saborean la vida
Y no se marean con los dones que ella otorga
Ni desvían sus fuentes hacia copas
En que sus sueños vacilan y naufragan.
“Del mundo ilusorio. (LA PROCESIÓN)
KHALIL GIBRÁN


Y comenzó la vida
cuando desnudé mis miedos,
miré al cielo y vi la luz.
Cuando desterré mis culpas
guardadas por tanto tiempo.

Y comenzó la vida...
cuando mi risa sonó cristalina
sin sombra de llanto.
Cuando mis ángeles
dejaron de ser demonios,
y di permiso a mi tristeza
para salir a dar un paseo.

Y comenzó la vida...
cuando tiré mi careta lejos,
donde no podía alcanzarla.
Cuando supe lo que quería
y donde quería ir.

Cuando me hice amiga
de mis errores y limitaciones
y me di permiso para triunfar.
Cuando aprendí la perfección de la imperfección.
Cuando ayudé a enjugar una lágrima
e hice aflorar una sonrisa.

Y comenzó la vida...
cuando me di cuenta que era limitada
que no había tiempo que perder,
y que mi yo interno
gritaba para salir del encierro
al que lo tenía sometido.

Y comenzó la vida...
cuando aprendí a conocerme a mí misma
sin mirarme en el espejo de los demás.


Mª Nieves Buscató

FLAMENCO

FLAMENCO…
Algeciras 2012
Por Nieves Buscató


Flamenco…
que se mete despacito por mis venas
haciendo conquillita al corazón.
Locura, soledad, desesperanza,
de pura cepa, vibrando de pasión.


Flamenco…
¡Imagina tu mano en mi cintura!
¡Ay flamenco, tu dolor es mi dolor!
De mi cadera a tus ojos se levantan
oleadas ardientes; sensación

Flamenco…
de mi carne y mis huesos te apoderas,
hechinzado mi cuerpo con tu son,
y un quejío quiebra mi garganta,
llenando el aire con las quejas de mi amor.

Flamenco…
a palo seco, o con arpegios de guitarra,
taconeando o la puntita del pie,
cuando bailas estremeces hasta el alma
del ser afortunado que te ve.

Flamenco…
gitanito que extasías mis sentidos
bailando, con salero, un garrotín,
tarantos, malagueñas, alegrías,
bulerías que alegran mi vivir.

Andalucía…graciosa y zalamera,
reina mora, bendita sensación.
Andalucia …tu luz siempre me inspira;
eres musa de mi iluminación.

Seuguirillas, fandangos, soleares,
cante jondo de mi tierra; corazón.
sevillanas…regocijo entre lunares,
repiquetear de castañuelas; seducción.

Flamenco…
descarada vendimia de ilusiones o
desgarrado grito de dolor.
Alegría que inunda corazones.
Flamenco…el grito de mi tierra.
Flamenco…mi pasión.



A PACO DE LUCÍA

A PACO DE LUCÍA
Por Nieves Buscató


Vivió Paco de Lucía
nadando entre dos aguas,
el agua de la grandeza
y de la humildad callada.

Amando siempre a Algeciras,
ciudad que le acompañaba
desde que abría sus ojos
a la luz de la mañana.

Amor hacia sus callejas,
La Plaza Alta, sus playas;
amor que siempre llevaba
cosido a sus esperanza.

Se nos fue el rey del flamenco,
el mago de la guitarra,
que a sus cuerdas le sacaba
bellos jirones del alma.

Triste queda su guitarra
vestida de soledad,
la mano de sus maestro
no la volverá a tocar.

Miles de notas dormidas
en su vientre quedarán,
melodías de colores,
no volverán a sonar.

Su ciudad llora su pena,
pues nunca más lo verá
pasear por sus arenas
a la orilla de su mar.

La añoranza se pasea
en el levante al soplar
y el cielo de su bahía
al Sol no deja brillar.

Se nos fue el rey del flamenco,
el mago de la guitarra,
y dejo un hueco, imposible
de rellenar, en el alma.






A PABLO NERUDA

A PABLO NERUDA
Nieves Buscató


Cuando me muera
que me entierren
en un nombre;
en un nombre sonoro
y escogido,
al compás del sonido de las olas
de un mar embravecido.
Que me entierren
en una palabra.
Que me dejen vagar
entre sus bosques atormentados
y vacíos de sonidos estridentes

Quiero morir entre vocablos,
sentirme cómodo
en la sonoridad
de sus acentos,
en el pulular
de sus emociones contenidas
y en su pueril incompetencia.

Quiero  sentirme
parte de una sílaba
y fértil parir
mil emociones.
Sonreír al viento
de un arpegio
y construir
un acorde dolorido de letras
enfilando el horizonte.

Que me entierren
en una palabra.
Que  mi tumba
se convierta en diccionario.
Mi espíritu vagará
entre mil letras,
haciendo de su casa
mi elemento.

Florecer entre guirnaldas
de vocales, quiero.
Sonoras consonantes
me acompañen,
hasta llegar donde
se pierde el tiempo
y no quede más
que un soplo de aire
sobre mi tumba
vestida de silencio.

domingo, 18 de mayo de 2014

BAÑO ACCIDENTADO




Ahora que aprieta el caló y to el mundo sale de vacaciones, yo no voy a ser menos.
Aunque no estoy mu boyante de perras que digamos, pos sí que me puedo premití el irme a una playica que hay mu cerquita de mi casa, así que cojo el petate con la sombrilla, la tumbona que me en
regaló mi amiga la Engracia pa mi cumpleaños, la gorra pal coco y las gafas de sol.
Estaba yo, pero que mu agustico con mi amiga tomando el solecico y se nos ocurrió meternos en el agua pa da un poquico de fresquete al cuerpo...
Estábamos las dos la mar de contenta. Na mas que nos faltaba nuestro flotadó en forma de patito pa que la felicidá fuera completa, cuando al salí del agua me noté un pequeñajo pinchazo en el pie izquierdo. MADRE MIIIIA QUE DOLÓ. Al que no le haya picao nunca un pez araña no sabe de qué estoy hablando, pero el que se haya encontrao en su camino con un bichejo semejante, seguro que comprende mi desgracia.
Enresulta que na más que notarme el pequeñajo pinchazo encomencipió a dolerme to el pie como si me lu hubiera pillao el Rufino con su trastór. Las punzás que me daba el jodío pie eran de artesanía; y ahí me tenéis dando cojetás al puesto de la Cruz Roja más cercano. Yo no tenía ni idea de que me había pasao así que llevaba más miedo que vergüenza.
Cuando me dijeron quesque ma vía picao ese pececito tan mono, ma cordé de una vez que vi en un reportaje a una persona que la via picao el bichito y que se ponía mu requetemalita, y también ma cordé, como es natural de la madre del pececito en cuestión.
Me dieron una pastilla pal doló, pero que si quieres arroz Catalina. Aquello seguía doliendo con mucha mala leshe, y encima me dicen quel doló me va a durá por lo menos dos horas, si es que no me da una reasción alérgica con mala uva. Ayyyyyyyyyyyyy.
Mi amiga Engracia sa via quedao al cuidiao de los bolsos, así que estaba yo solita con mi trance y los chicos de la Cruz Roja. Usease, que yo me decía pa mi misma: “Vamos a ver, Robus, no te me pongas disparatá y piensa que no te va a pasar na de na”. Me dediqué a ver si se me iba la vista, pero no, a ver si me mareaba, pero no. Y estando en esa cercustancias me dice el que me estaba antendiendo: “Mire usté como sube el veneno por el pie pa rriba”. No se pueden ustedes figurá con la alegría y el desparpajo que el venenito de las narices se estaba haciendo dueño de mi piececito. En ese mesmo momento pensé en decirle al mushasho en donde estaba la Engracia pa que fuera a buscarla, y comencé a despedirme mentalmente de tos mis seres queridos, incluidos mi perro y mis gatos. A to esto había una mamá con un niño al que le querían meté por el gaznate una pastilla y parecía que a la probe criaturita(que dicho sea de paso lo podían haber educao un poquito mejó), la estaban matando, y no os quiero contá na de la mama de la creatura con resperto a la educancia, porque endijué to se sabe y no quiero poblemas con el vecindario. La ATS que los estaba atendiendo, desesperaíta, y yo, fuera, esperando con unas ganitas de decirle cuatro cositas a la señora mamá del nene que no os podéis hacer una pequeñaja idéa. Cuando por fin la mamá se llevo a su repajolero niño a su casita pos me atendieron a mí que ya estaba algo asín como desesperá.
Me pusieron un par de banderillas (leasé endiciones) y me dijeron que metiera el pie en algo caliente, y qué cosa más caliente que la arena a esas horitas; así que me fui por donde había venio. Mi amiga ya estaba prepará pa echá la carrera pa buscarme, así que me la encontré con los ojos tos desencajaos, pues ella pensaba que no había sido na, y al ve que tardaba ya estaba preparando pa dejá en consisna los borsos, o sea pa decirle a los que estaban al lao que le echaran un vistazo.
Al final yegamos a las siguientes conclusiones: Que yo, ya que tengo aragnofovia, ahora voy a tené pezaragnofovia, y a la otra conclusión que llegamos fue que si a mí el pececito dichoso ma vía dao un buen susto, que susto no se habría llevao el probetico cuando se vio encima mis taitantísimos kilos. Además me he prometío a mí misma bañarme da hora en adelante con botas de agua.

Bueno, pos que paséis una felices vacaciones y que nos sus pique un pez.

Robustiana Zambuyo


¡TIE CARA MALA UVA EL MU PUÑETERO!

domingo, 11 de mayo de 2014



Ayer fue un día muy especial para mi. Mi libro "EL LIBRO BLANCO" ya se puede comprar por Internet y me lo distribuyen por diferentes librería, dentro de poco se podrá comprar en El Corte Inglés, y se podrá descargar. Desde ayer está expuesto en la Feria del Libro de Algeciras. Para los ya veteranos esto es rutina, pero para mí es una gran ilusión.
He estado mirando cuando abrí mi blog y ya hace cuatro años. La verdad es que lo tengo un poco, por no decir un muy abandonado, pero han pasado tantas cosas en estos cuatro años que ni me las creo. Mi familia ha aumentado ni más ni menos que en tres miembros y medio, digo medio porque en agosto ya serán siete los peques que alegran mi vida.
He hecho un montón de actos culturales con mi grupo Academus, del que sigo siendo "presi", y hemos llegado a más de una meta que nos habíamos propuesto y hemos llegado a ser un grupo conocido en la Cultura de Algeciras.
Hace un año que tenemos nuestra sede en la Sociedad Casino de Algeciras, donde tenemos nuestro Salón de Actos, además me han nombrado secretaria de la Junta Directiva del mismo, cosa que me hace mucha ilusión, porque siempre ha formado parte de mi vida, así que para mí ha sido una gran alegría poner mi granito de arena para que esta sociedad no se cierre después de más de cien años de historia en nuestra ciudad.
 He vuelto a mi Coral Portus Albus, cosa que me da vida.
En fin, que a mis 65 añitos me siento más viva que nunca y con ganas de seguir en este caminito.
Algunos me preguntan que cómo puedo hacer tantas cosas. En la vida siempre hay tiempo si te lo sabes dosificar, así que no es tan difícil. Sólo hay que tener ilusión y proponerse saber vivir la vida pesando que nunca es tarde para vivirla plenamente.
Ser madre, esposa, abuela, escritora, cantante y participar en la Cultura de mi Algeciras, no me resulta nada difícil, todo lo contrario. ¡POR FIN ESTOY DISFRUTANDO DE LA VIDA PLENAMENTE!